6 Mitos Comunes sobre la Dieta al Descubierto

Comparte esto...facebooktwittermailby feather
Sigue nuestro RSS...rssby feather

Dietas y Nutrición: DietaEs posible que haya querido iniciar una dieta muchas veces en el pasado, sólo para renunciar a ella a causa de algunas de las cosas que ha oído o por su duda sobre si va a tener éxito. Hay muchos mitos sobre la dieta, y con algo de suerte, ¡vamos a disiparlos hoy!

El mito número uno es que se puede bajar de peso rápido mediante la eliminación de tantas calorías como sea posible de su dieta o muriéndose de hambre. Esta es una forma muy poco saludable de hacerlo debido a que su cuerpo entra en modo de hambre, evitando la mayor cantidad de pérdida de peso como sea posible. Algunas personas sólo quieren perder peso rápidamente porque tienen un traje que quieren ponerse para una ocasión especial la próxima semana. No espere hasta el último momento para comenzar una dieta.

Otro mito que nos encontramos en nuestra búsqueda de una cintura más delgada es el que nos dice que debemos comer sólo un determinado tipo de comida durante todo el día, todos los días. La toronja, el agua cargada de pimienta, incluso la moda de la dieta de perros calientes, han dado lugar a muchas comilonas en los últimos años. Seguir una dieta de moda peligrosa significa que su cuerpo no está recibiendo los nutrientes necesarios que necesita para combatir las enfermedades y mantenerse saludable.

También puede haber oído que nunca puede desviarse de su dieta. Si lo hace, tendrá que hacer ejercicio durante horas para compensarlo. Esto no es verdad. Está bien tomar esa tarta de vez en cuando. Sólo tiene que ajustar su consumo de calorías durante el día. Realmente no hay necesidad de hacer ejercicio durante horas sólo para compensar un pequeño capricho.

Un mito que posiblemente oiga es el que dice que no se puede comer antes de ir a la cama, porque generará grasa durante su sueño. Esto no es cierto porque una dieta significa que está comiendo sano y vigilando su consumo de calorías durante el día. Tomar un refrigerio ligero antes de acostarse no va a importar mucho, a menos que sea una cena de 7 platos o un cubo lleno de su helado favorito.

¿Y ese que dice que no puede comer nada entre comidas? Es mejor que sí tome algún tentempié. Tome comidas más pequeñas a lo largo del día para mantener su hambre alejada. Mediante la eliminación de tentempiés entre comidas, sólo va a sentir más hambre en las comidas, lo que le hará comer mucho más de lo que realmente necesita sólo para satisfacer su hambre.

Hay otro mito que dice que no debe consumir ningún producto lácteo en absoluto porque engordan demasiado. Los lácteos contienen nutrientes que su cuerpo necesita, por lo que debe tomar algo de lácteos – de hecho, algunos estudios sugieren aquellos que sí los consumen, tienen mejor éxito con su pérdida de peso! Sólo asegúrese de limitar las cantidades y elegir las versiones bajas en grasa.

Intente no ser víctima de la gran cantidad de mitos sobre la dieta que circulan por la red. Un equilibrio saludable de una alimentación adecuada (la mayor parte del tiempo) y el ejercicio pueden hacer maravillas para el éxito de su dieta.

Foto de marthax

Comparte esto...facebooktwittermailby feather
Sigue nuestro RSS...rssby feather

Lleve su Dieta Saludable al Trabajo

Comparte esto...facebooktwittermailby feather
Sigue nuestro RSS...rssby feather

Pruebe estas ideas frescas para comidas rápidas y saludables a mediodía.

Dietas y Nutrición: aguacateCuando usted lleva su almuerzo al trabajo, debe incluir comidas sabrosas y nutritivas que le darán un empuje energético en el medio del día. Pero no siempre es fácil elegir los alimentos que le mantendrán lleno y que puede preparar rápidamente.

Mucha gente lleva comidas demasiado ligeras cuando llevan su almuerzo al trabajo. No escatime. Que sea una comida sólida y lleve además algo de merienda para la media tarde que puede sacarle del apuro hasta la cena.

Para asegurarse de que su comida es equilibrada, incluya alimentos integrales, proteínas magras como judías o pollo, y frutas o verduras. Y añada un poco de grasa saludable – por ejemplo, de los frutos secos, aguacate, o queso bajo en grasa – para que tenga un gran sabor.

[easyazon_block add_to_cart=”default” align=”center” asin=”849635508X” cloaking=”default” layout=”top” localization=”default” locale=”ES” nofollow=”default” new_window=”default” tag=”camara0c-21″]

Será más fácil que mantenga la motivación para preparar sus almuerzos empaquetados si evita el aburrimiento y elige los alimentos que tiene ganas de comer. Estas son algunas formas sencillas de añadir un poco de variedad a su rutina a la hora del almuerzo.

Experimente Con Cocina Étnica

Para salir de la rutina de llevar siempre el mismo sándwich de pavo todos los días, piense en platos que pediría en un restaurante y en las cocinas étnicas que te gustan.

Por ejemplo, las siguientes comidas empaquetadas tienen un gran sabor:

  • Pita de Ensalada Griega. Llene una pita de trigo integral con restos de pollo o garbanzos enlatados, lechuga romana, tomates, pepinos, pimientos verdes, queso feta y aceitunas Kalamata. Exprima medio limón sobre el pollo y verduras justo antes de comerlo.
  • Ensaladera Asiática. Combine edamame sin piel, mezcla de lechugas, zanahoria rallada, cebolla verde y pimiento rojo. Añada galletas de arroz integral molidas para un efecto crujiente similar a los picatostes. Lleve un aliño de cacahuete preparado en un recipiente aparte y añádalo justo antes de comerlo.
  • Ensalada Italiana de Pollo Bruschetta. Combine pollo picado o judías blancas, rúcula, tomate, aceitunas, calabacín crudo y cebolla roja. Marine esta ensalada con vinagre balsámico en un recipiente de plástico y luego extiéndalo en rebanadas de baguette integral en el momento de comerlo.
  • Bol de Burrito Mexicano. Combine rodajas de pechuga de pollo o habas negras, arroz integral cocido (que se puede comprar congelado y calentar), cebollas salteadas y pimientos verdes y rojos, y lechuga romana. Lleve consigo un paquete de 100 calorías de guacamole y añadirlo justo antes de comer.

Photo by Silverman68

Comparte esto...facebooktwittermailby feather
Sigue nuestro RSS...rssby feather

Verduras: ¿En Conserva, Congeladas o Frescas?

Comparte esto...facebooktwittermailby feather
Sigue nuestro RSS...rssby feather

Dietas Ricas en Fibra: VerdurasRápido, ¿Cuáles son las más nutritivas: las verduras enlatadas, congeladas o frescas? Se podría pensar que la respuesta obvia es “frescas”, pero en realidad no es tan obvia. Dependiendo de cuánto tiempo tardan en llegar las verduras de la granja a su mesa, la respuesta puede variar.

Su mejor opción son las verduras frescas orgánicas recién cosechadas y sin pesticidas – están deliciosas y nutritivas, justo como quería la naturaleza. Sin embargo, dependiendo de dónde vive, el clima probablemente limita su capacidad para obtener verduras cultivadas localmente. Pero, siempre que se pueda, asegúrese de comprar verduras de temporada, cultivadas localmente, en los mercados y puestos cercanos de agricultores – o cultivar sus propias verduras en su jardín – para obtener la selección más saludable. Compre sólo lo que necesita lo más cerca posible al momento en que las va a comer. Eso es porque cuanto más tiempo pase desde que los vegetales se recojan, más contenido nutritivo pierden. Si bien es tentador y conveniente abastecerse bien, no lo haga!

[easyazon_block add_to_cart=”default” align=”center” asin=”8492981865″ cloaking=”default” layout=”top” localization=”default” locale=”ES” nofollow=”default” new_window=”default” tag=”camara0c-21″]

Las verduras orgánicas congeladas son una gran alternativa a las frescas, sobre todo cuando éstas no se pueden obtener. Las verduras generalmente se congelan utra-rápidamente inmediatamente después de su recolección, que es cuando están en la cima de su frescura y nutrición. De hecho, las verduras orgánicas congeladas son una opción más nutritiva que las “frescas” que han viajado por todo el país a su tienda local de comestibles sólo para estar unos días en un pasillo de productos o que aquellas verduras que usted compró y dejó en un compartimiento del refrigerador hace una semana.

Las verduras en conserva, sin embargo, son las menos nutritivas del grupo. Aunque se enlaten poco después de su recolección, muchas verduras pierden hasta un 90 por ciento de su poder nutricional original en el proceso de enlatado. También, las verduras enlatadas tienen niveles más altos de sodio, ya que a menudo llevan sal agregada. Lo peor de las verduras enlatadas es que las latas van revestidos con plástico que contiene el producto químico bisfenol A o BPA, que se ha relacionado con la resistencia a la insulina, la pubertad precoz, cáncer de próstata, y la diabetes. Si usted todavía elige tomar verduras enlatadas, busque marcas que son orgánicas y que no tienen sal agregada o que estén bajas en sal.

Por último, también la forma de cocinar sus verduras juega un papel en su contenido en nutrientes. Todas las verduras, sean enlatadas, frescas o congeladas, perderán la mayor parte de sus nutrientes – y sabor – si se hierven en grandes cantidades de agua durante un largo período de tiempo. Cocínelas poco tiempo al vapor o en el microondas para preservar sus vitaminas.

Comparte esto...facebooktwittermailby feather
Sigue nuestro RSS...rssby feather